buscar
Ver siguiente >>
<< Ver anterior

Agrado de contemplación. Este concepto lo leí en su día en un libro sobre arte, y resume la función que cualquier disciplina artística debe cumplir. O al menos así lo creo yo. La fotografía documental o la fotografía denuncia ya es otra cosa.

El placer de la belleza es un efecto especial que se distingue claramente de los placeres no estéticos.

La dificultad para el creador está en tener la capacidad para saber seducir al espectador con su obra.

Hay técnicas para ello, por supuesto. Con independencia de los gustos estéticos de cada momento, hay cuatro conceptos creativos que, tanto en pintura como en fotografía, deben saberse dominar:

- La composición

- La perspectiva

- La luz

- Las texturas

Y un quinto sin el cual todo lo anterior no valdría para nada: la escena. La escena debe transmitir. Transmitir con una mirada, transmitir un momento del día, transmitir un gesto irrepetible... transmitir. 

La transmisión es la conexión del fotógrafo con el espectador, incluso del propio protagonista de la escena con el espectador.

Si el espectador siente que la fotografía le dice algo, le habla, le cautiva, no tendremos sólo la belleza de los colores, de la textura o de la composición, tendremos alma, y poesía, y poder de seducción... aunque sea sólo por unos breves segundos, lo que dura la contemplación de la fotografía.

 

(Modelo: Carmen Serrano)

_DSC9433b
 
Últimas entradas
Categorías
Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + 4 =

 He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad

Ver siguiente >>
<< Ver anterior